Galicor

Galicor

Tienda

Categoría: Etiqueta:

Arínzano Biológico merlot

40,99

Características vintage: Duración del ciclo vegetativo: normal

Rendimiento por hectárea: bajo (3.000 kg/ha)

Período de cosecha: ligeramente temprano

Clima:Invierno y verano suaves, otoño cálido y seco.

Variedad:Merlot orgánico 100%

Envejecimiento: 14 meses en barricas de roble francés, 50% nuevo y 50% segundo de vino.

Graduación:15,00 % Vol.

Producción:5.360 botellas 0,75L,122 botellas 1,5L y 20 botellas 3 L.

Notas de Cata:
Color: Intenso, profundo. Rojo cereza. joven.

Nariz: Muy fino y sutil. Muy varietal. Frutas negras (morello cherry, sloe, medlar maduro). Toques de especias y maleza (nuez moscada, seco backen…).

Paladar: Ataque con cuerpo. Evolución muy equilibrada y armoniosa. Taninos sedosos. Roble perfectamente integrado. Final elegante y largo.

Complejo postgusto compuesto de notas minerales y aromas de noble roble.

Características fundamentales de este vino: Fino, sutil, muy armonioso. vivo. Gran potencial de evolución

Vinodepago: en botella.

Descripción

Arínzano

El «Señorío de Arínzano», cuyo nombre procede de su primer propietario Sancho Fortuñones de Arínzano quien lo recibió del Rey García de Nájera por su incondicional apoyo en torno al año 1055, se extiende a uno y otro lado del río Ega, en torno a los meandros que en aquellos parajes describe el citado río. Una finca con 128 Ha. de viñedos en la que el escrúpulo con que se cultiva es evidente. Pocos vinos podrán con tanta razón de ser reclamar su marca de origen.

Propiedad de Arínzano, desde 1055.

Bienvenidos al 1055. El Señorío de Arínzano ha sido reconocido por la excelencia de sus viñedos desde el siglo XI, cuando en 1055 el señor Sancho Fortuñones de Arínzano elaboró por primera vez vinos en la propiedad.

Nuestra pasión es elaborar vinos que expresen el carácter único de los viñedos, utilizando las técnicas más avanzadas para garantizar un tratamiento artesanal a lo largo del proceso de elaboración, así como desarrollando una viticultura que respete y favorezca el entorno natural.

Como resultado, Arínzano es uno de los pocos terruños en España a los que se ha reconocido el estatus de Vinos de Pago, y fue el primero en el norte de España.

Propiedad de Arínzano, desde 1055.